Los sensores de presencia en cama incorporan tecnología anti caída

Algunos pacientes permanecen durante tiempos prolongados en cama, por cuestiones físicas o psíquicas. Estos pacientes, si no tienen un exhaustivo control, pueden padecer de escaras, ya que permanecen en la misma posición durante horas.
La gran preocupación para el paciente así como para los especialistas a su cargo recae en los efectos que produce la inmovilidad a la que está sometido el cuerpo, que a mayor tiempo de quietud y paro, mayor será el posible perjuicio.


El personal sanitario y cuidador debe monitorizar a los pacientes para evitar estos problemas. Uno de los sistemas más útiles para hacerlo son los sensores de presencia en cama. Estos aparatos controlan el número de horas que una persona permanece encamada. Además es perfecto para gestionar la atención a los pacientes o residentes durante los turnos de noche.

Además de ser una tecnología muy útil como método de
control, las últimas novedades en los sistemas de sensores de cama surgen ante el incremento del número de caídas en personas mayores. Son causadas por el propio envejecimiento, problemas crónicos de salud, impedimentos físicos y funcionales, medicamentos, obstáculos en el hogar, etc. 
Los hogares de personas mayores que viven solas han aumentado en los últimos años y gracias a este tipo de sistemas pueden estar mucho más controlados. Los sensores de presencia en cama llevan implementado un sistema de control de caídas, además del control de horas que los usuarios pasan tumbados.

Ibernex ha desarrollado un sistema de presencia en cama que se activa cuando se cree que la persona puede estar en peligro, o haber sufrido una caída. Este mecanismo utiliza sensores piezoeléctricos muy sensibles que detectan ligeros movimientos del cuerpo sobre la cama durante el sueño, como la respiración o la frecuencia cardíaca. De esta forma se evitan situaciones peligrosas para el usuario, avisando en caso de abandono de la cama, deambulación o caídas.

El dispositivo se compone de un aparato pequeño, con un sensor altamente sensible para detectar cualquier movimiento, respiración y frecuencia cardíaca, colocado bajo el cochón. 
Este tipo de tecnología aumenta la seguridad de los pacientes, ya que el sistema tiene un protocolo de actuación muy sencillo. Cuando el sistema detecta cualquier anomalía, como un periodo inusual de ausencia en cama, genera una alarma automática. La alarma se puede configurar por tiempos más o menos amplios y puede cancelarse si se trata de un error.
También cuenta con un proceso de de seguridad que evita falsas alarmas.

El uso del sistema es muy sencillo y da mucha seguridad  tanto al usuario como al cuidador. Cada vez son más las residencias y personas mayores que viven solas que lo instalan. 

Comentarios

  1. La tecnologia esta representada en todo y cualquier cosa que vemos o utilizamos frecuentemente,Con ejemplo de algunos restaurantes que usan innovadores prototipos llamados
    Localizadores de Meseros son basados en redes inalámbricas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vacaciones adaptadas para dependientes y cuidadores, es posible

Nuevos pulsadores de cama para personas muy dependientes

Ibernex implementa su solución HELPNEX en la Residencia de Ancianos de Ascó